Ha llegado la hora, prepara tu piel .El verano ya está aquí. Es solo cuestión de días que te dejes caer por una terraza durante horas, que pases días en la playa o empieces largas jornadas en la piscina. En verano el agua nos llama y esa vitalidad que irradia el sol nos atrapa como a las luciérnagas. No es casual que asociemos esta etapa a la felicidad: tenemos una pausa en el trabajo, tiempo libre para disfrutar y absorbemos mucha más vitamina D que en otras épocas, que tiene efectos hormonales.

El sol es un buen aliado en la salud, física y mental, pero hay que vigilar que no se convierta en un enemigo. Las exposiciones prolongadas y sin protección pueden originar quemaduras, que en el largo plazo derivan en melanomas. En el caso menos drástico, el sol acelera el envejecimiento de la piel y puede provocar la aparición de arrugas y manchas prematuras, unas marcas nada estéticas en la piel.

Para que esto no ocurra, ahora que es tu piel la protagonista, debes aprender a prepararla para que brille casi tanto como las estrellas. Ahora, antes de comenzar la temporada de playa, es cuando actuar es básico para que nuestros tejidos se fortalezcan, se protejan y lleguen mucho más fuertes, sanos y bonitos. Haz competencia a los astros con estos sencillos trucos para tener un bronceado uniforme, atractivo y sin daños.

  1. Exfoliación: En el Abecé de la exposición solar, empezamos por la letra ‘E’, de exfoliación. Eliminar las células muertas de la piel, tanto del rostro como del cuerpo, ayudará a que los productos de tratamiento se absorban mucho mejor y la piel tenga un tono más bello y uniforme. Aquí podemos optar por exfoliaciones sencillas, rápidas y caseras para salir del paso, o por tratamientos avanzados con profesionales. Todo dependerá de las necesidades de nuestra piel y de nuestro presupuesto. Un truco casero es darse duchas de agua fría, que estimulan la circulación, y aplicar productos exfoliantes con un guante de crin o un cepillo específico. Por ejemplo, puedes utilizar el gel exfoliante Mandelac Scrub de Sesderma, a base de ácido mandélico, extractos vegetales y microgránulos de polietileno, apto para pieles sensibles.

 

– La microdermoabrasión. Si necesitas un extra de exfoliación, un paso más que recomendable antes de iniciar la exposición solar, en el Centro Wellness Doctor Serrano de Valencia puedes solicitar los tratamientos corporales de microdermoabrasión, un procedimiento de renovación celular que emplea diminutos cristales de diamante. Este tratamiento es muy eficaz para eliminar las células muertas, ya que limpia el poro en profundidad, ayudando a la reducción de manchas, marcas o cicatrices.

  1. La Regeneración celular. Una vez hemos retirado las células muertas, comenzamos el proceso de regeneración celular. Una piel sana es una piel nutrida e hidratada; dos conceptos que pueden parecer lo mismo pero que son muy diferentes. Por un lado, con nutrición nos referimos a aportar nutrientes a la piel, principalmente vitaminas, mientras que con la hidratación hablamos fundamentalmente de agua y de evitar que ésta salga en exceso de nuestro cuerpo. La hidratación de la piel es fundamental para que aparezca visiblemente bonita, más tersa y saludable. Para nutrir la piel es esencial buscar productos con vitamina C, que posee capacidades antioxidantes y obtiene como resultados la iluminación de la piel y la unificación del tono. En la gama C-Vit de Sesderma encontrarás una serie de productos que se adaptan a tu tipo de piel, todos enriquecidos con esta vitamina. En cuanto a la hidratación, la gama Hidraderm tiene los componentes básicos para la rutina más sencilla, con texturas en crema, gel o aceite, en función de tus necesidades. Es importante aplicar productos hidratantes por la mañana y por la noche, con la piel bien limpia para que actúen de forma efectiva.

 

  1. La protección, ¿Cuál utilizar? El tercer paso, y quizá el más importante, es la protección solar. Es un paso irrenunciable si queremos mantener una piel sana, y por ende, bonita. Es de sobra conocido que los rayos solares, UVA y UVB, causan daños en la piel que son irreparables pero que pueden prevenirse. La aplicación de una buena crema solar, con un factor de protección alto, nos ahorrará problemas de la piel como quemaduras, manchas, pecas e, incluso, melanomas. La elección de una buena crema es casi tan importante como su aplicación. Entre los productos Sesderma, la gama Repaskin se compone de filtros físicos y químicos, Liposomas phytosphingosine, Liposomas Plancton, Liposomas Micrococcus, Té verde y garantiza una protección del 99% de los rayos solares. Si te desagradan las cremas untuosas y el blanco antiestético, en esta gama encontrarás el protector fluido invisible, el primer fotoprotector facial liposomado que protege y combate lo daños causados por la radiación solar. Además de la crema, puedes incrementar la protección con complementos alimenticios, como las cápsulas de la gama Repaskin, que potencia tus defensas frente al daño celular y el envejecimiento cutáneo. Se compone, principalmente, de Nutroxsun, Vitamina D3,Selenio,Vitamina C, Vitamina E, Betacaroteno, Coenzima Q10, Licopeno.

 

Con estos consejos conseguirás una piel protegida, bonita y cuidada con un bronceado envidiable. Ahora, tu piel ya puede ser la protagonista.

¡Suscríbete a nuestra news letter y no te pierdas ni un sólo truco y consejo de belleza!

Acepto las políticas de términos y condiciones